Autobuses

Otro año de crecimiento

La filial de Marcopolo en México, Polomex, ubicada en Nuevo León, tuvo un destacado desempeño durante el año pasado al cerrar con un crecimiento del 5,9% en unidades producidas con 1.272 carrocerías en 2017, contra 1.201 del año previo; y del 213,0% en el beneficio neto.

Lo anterior, como resultado del trabajo de diversificación de clientes, de la producción de autobuses con diferentes marcas de chasis y de una mezcla de productos más nobles, especialmente de modelos de carreteras, informó la empresa con sede en Brasil.

Por su parte, Marcopolo registró en el ejercicio 2017 unos ingresos netos de R$ 2,876 mil millones en Brasil, con un crecimiento de 11,7% en comparación al año anterior (R$ 2,574 mil millones). El resultado refleja el inicio de la reanudación del mercado brasileño de autobuses y la continuidad del enfoque de la empresa en la ampliación de las exportaciones, que alcanzaron casi R$ 1 mil millones, el equivalente a 34,8% de los negocios de la compañía. El lucro neto en el período fue R$ 82,1 millones.

Para 2018, Marcopolo prevé la continuidad de la trayectoria de recuperación de la industria brasileña de autobuses. Inició el año con cartera de pedidos con un volumen de negocios en curso superior al verificado en los últimos años y buenas perspectivas para licitaciones, especialmente en el ámbito del programa Caminho da Escola, y exportaciones, en la nación sudamericana.

Categories: Autobuses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *