Autobuses

Sector pasaje enfrenta nuevos desafíos

Ante el panorama económico que prevalece en el país, los socios de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) muestran optimismo para vencer los retos que se presentan para una industria que mueve más de 3 mil 650 millones de pasajeros al año. En entrevista con Indicador Automotriz, el presidente de la Cámara, Jaime Jaime Delgado, delineó sus perspectivas para el sector en el marco de la Expo Foro 2018.

Para el directivo, en la búsqueda de impulsar la movilidad y eficiencia en el transporte de pasajeros prevalece la idea de incentivar el rompimiento de esquemas que si bien han funcionado en el pasado y en la actualidad lo siguen haciendo con éxito, “sabemos que esto no será para siempre”.

Por ello, entre los temas prioritaros considera los aumentos en el costo del diesel, los peajes en las casetas de cobro y el precio de los autobuses, que aunado a una generación de usuarios cada vez más exigentes ha creado un demanda diferente en el servicio.

En un futuro próximo las empresas dedicadas al traslado de pasajeros serán más modernas, más eficientes; sustentables, amigables con el medio ambiente, y con capacidad para responder a los nuevos desafíos y entre los transportistas afiliados a la Canapat existe el compromiso de responder a la demanda de éstos.

“Contamos con una flota vehicular cuyo promedio de edad es de ocho años; sin embargo, cabe destacar que, en algunos casos, la antigüedad de los autobuses es de tan solo cuatro años, sobre todo, en los servicios de Primera Clase y de Lujo”, precisó Jaime Delgado.

Con inversiones constantes, las empresas afiliadas continuan construyendo y remodelando terminales y eficientando sus procesos administrativos, incorporando nuevos sistemas de compra de boletos por internet e implementando programas para lograr mayores ahorros en el consumo de combustible, agregó.

“Si hablamos del transporte foráneo, creo que tenemos los mejores autobuses del mundo, incluso por arriba de algunos países de Europa, debido a que las empresas fabricantes ofrecen, para el mercado mexicano, la mejor tecnología en autobuses”.

Como ejemplo, sistemas de seguridad para el usuario, motores más limpios y eficientes, sistemas de software que permitan una mejor administración y mantenimiento de las unidades, mayores facilidades para la conducción de las unidades e información importante sobre comportamiento de los conductores cuando se encuentran operando la unidad, todo ello en beneficio de la conectividad.

Regular a los informales

A decir de Jaime Jaime Delgado, lo que detiene el desarrollo y modernización es el transporte irregular que afecta a la industria, a los usuarios y al Estado, pues son transportistas irregulares  con sus impuestos, que no otorgan prestaciones a sus trabajadores ni cumplen con las disposiciones legales.

Aunado a esto se presenta la incertidumbre generada por el entorno electoral, la revisión y probable actualización del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), el incremento de la paridad cambiaria, que genera incremento en el costo de las unidades, refacciones y equipo.

“Ante este panorama lo que debemos hacer los industriales del transporte de pasajeros, es administrar mejor las empresas, hacerlas más eficientes y profesionales. Ello implica que los afiliados y el sector en lo general cuenten con los conocimientos más modernos para lograrlo”.

No obstante, Jaime Jaime Delgado, precisó que lograron que la SCT los apoyara para disminuir los efectos del transporte irregular. “Tan solo el año pasado se aseguraron, infraccionaron o detuvieron 3,462 vehículos y se iniciaron casi 500 procedimientos de revocación de permisos a irregulares”.

Combatir la inseguridad

Otro de los grandes retos consiste en incrementar la seguridad para los usuarios del autotransporte federal de pasajeros, de los conductores y de los autobuses. “Si bien nuestra función no es brindar seguridad, sino transportar personas, lo cierto es que nos preocupa y ocupa el que nuestros usuarios viajen tranquilos”.

Explicó que se avanza también en la materia gracias al apoyo de la SCT, de la Policía Federal y de la Comisión Nacional de Seguridad. “Los ilícitos en contra del autotransporte de pasajeros han ido a la baja y solo hay puntos muy focalizados en el Estado de México, Puebla, Ciudad de México, Hidalgo y Veracruz, en ese orden. Por obvias razones, no podríamos señalar los tramos a detalle, pues dicha información podría complicar las acciones de la Policía Federal”.

Categories: Autobuses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *