Camiones

Sobrerregulación, inviable para el autotransporte

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y organizaciones de transportistas, llevaron a cabo el foro “Sobrerregulación del Autotransporte de Carga y su Impacto Económico”, para denunciar los pagos que diversos municipios del país solicitan a cambio de permisos de circulación, o de carga y descarga, sin fundamento o atribuciones.

“Estamos a favor de que se regule el servicio de carga en materia de movilidad, cuidado ambiental o seguridad, pero no con la sobrerregulación que obedece a un fin exclusivamente recaudatorio”, coincidieron los representantes de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Rogelio Montemayor y Refugio Muñoz; el Presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado, Alex Theissen y el Presidente de la Comisión de Transportes de Concamin, Miguel Elizalde.

También se contó con la participación de especialistas como María de los Ángeles Fromow, Investigadora de la UNAM, quien explicó que el “permiso” es la esencia de la sobrerregulación, por ejemplo, aquellos que solicitan los municipios para permitir el tránsito de camiones de carga y que derivan en mayores costos para el traslado de mercancías. “La sobrerregulación es una tendencia nacional y de carácter discrecional”. Añadió que la regulación no debe ser un obstáculo a la competencia.

Olimpia Hernández, Directora Jurídica de Canacar, mencionó que la regulación innecesaria e indebida impone al servicio de autotransporte de carga el tramitar un permiso adicional a los que ya exige la autoridad federal, “en Nuevo León determinan un costo y una vigencia de 30 días y debe solicitarse por unidad y por municipio, por ejemplo”.

Asimismo, representantes de empresas como Grupo Transporte y Solistica detallaron los pagos que deben realizar a municipios como Madero, Tamaulipas y en la Zona Metropolitana de Monterrey, Nuevo León, respectivamente, para poder circular.

Refugio Muñoz, fue más allá y mencionó que este tipo de cobros inconstitucionales, asemejan al derecho de piso que exigen los cárteles de la delincuencia organizada para poder transitar por diversas zonas del país.

Algunas de las conclusiones del Foro son:

  • Existe una necesidad recaudatoria por parte de los municipios que se ha intentado resolver al sobrerregular al autotransporte.
  • Podemos trabajar con los diversos municipios y resolverlo, dicen las Asociaciones y Cámaras, de transportistas.
  • De continuar la sobrerregulación, la repercusión podría ser una falta de productos y el incremento de su costo para el usuario final.
  • La sobrerregulación impacta directamente a la competitividad.
  • Los permisos se han contrarrestado por la vía del diálogo como en SLP, pero la mayoría se hace mediante un amparo.
  • Los costos de la sobrerregulación para un transportista harían inviables su operación y negocio.
  • Al solicitar permisos locales para circular, los municipios invaden facultades reservadas a la federación.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *