Tendencias

Apuesta por tecnología antivibración

La empresa tecnológica Continental llegó a un acuerdo con Cooper Standard, con sede en Novi, Michigan, Estados Unidos, para comprar su negocio «Anti- Vibration Systems». Con esta adquisición, Continental expande la presencia global de su tecnología antivibración y de reducción de ruido, especialmente, en Norteamérica.

El acuerdo incluye una oferta vinculante de Continental para la compra de prácticamente la totalidad del negocio de sistemas antivibración de Cooper Standard en Francia y de su correspondiente participación en la empresa conjunta de la India, en base del cual las partes esperan firmar un acuerdo en las próximas semanas, después de consultarlo con el comité de empresa.

Asimismo, el cierre de la adquisición está condicionado a la aprobación por parte de las respectivas autoridades antimonopolio y a la firma del acuerdo de compra relativo al negocio francés mencionado anteriormente. Con la adquisición, Continental expande sus actividades de control de vibración, mientras que, al mismo tiempo, se asegura el complemento perfecto para su cartera global de clientes del sector del automóvil.

«Esta adquisición amplía nuestro negocio de control de las vibraciones y nuestra capacidad para prestar servicio al sector del automóvil a escala global. La reducción del peso favorecerá la movilidad futura, ya que un menor peso se traduce en un menor consumo de combustible y en menos emisiones de CO2. Esto aumenta la eficiencia del vehículo y ayuda a ampliar la autonomía de los vehículos eléctricos e híbridos», comentó Hans-Jürgen Duensing, miembro del Comité Directivo de Continental y responsable de la división ContiTech. Además, un menor ruido y una menor vibración aumentan el confort en la conducción, lo que, a su vez, mejora la seguridad del conductor.

Cooper Standard tiene amplios conocimientos en sistemas antivibración en Norteamérica y ofrece soluciones antivibración punteras a los fabricantes internacionales de automóviles, diseñadas para mitigar el ruido, la vibración y la dureza (NVH, noise, vibration and harshness) de los vehículos con el fin de mejorar la calidad de conducción. El negocio «Anti-Vibration Systems» de Cooper Standard opera cinco instalaciones de fabricación, incluyendo áreas de I+D en Canadá, Francia, India y EUA, y da trabajo a unas 1.000 personas.

«Cooper Standard tiene una excelente experiencia en el diseño de materiales y productos, análisis predictivo de componentes, integración de sistemas y pruebas de vehículos. Nos complementamos mutuamente en el espacio de los productos y la clientela, y esta sinergia impulsará innovaciones en productos de construcción ligera y otros productos antivibración», explicó Kai Frühauf, jefe de la unidad de negocio Vibration Control de Continental, en la que está previsto que se integre la organización.

«Juntos podremos aprovechar las oportunidades tecnológicas futuras para turismos y vehículos de carga ligera. Al mismo tiempo, añadiremos capacidades adicionales internas de mezcla en EUA con posibilidades completas de desarrollo de materiales», añadió Frühauf.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *