Tendencias

Llantas para buses, planes básicos de elección

Al momento de elegir llantas para autobuses es necesario considerar factores como el vehículo, peso bruto vehicular, el peso más la carga, la configuración, tipo de servicio y rutas a recorrer, entre otros aspectos que garanticen la seguridad de los pasajeros. La selección adecuada le permitirá obtener además el mayor desempeño durante la operación. Por ello consultamos a tres expertos que nos delinearon los planes de acción a seguir entre proveedores de llantas y las empresas transportistas.

En México, el mercado de llantas, al cierre de 2017, representó un estimado de 1.8 millones de unidades para el sector autotransporte, de éstas se estima que el 25% se utilizaron enautobuses foráneos o urbanos. El país se ubica en el octavo sitio en producción de llantas y las cifras se mueven a la par de la venta de vehículos, de acuerdo con información de la Asociación Nacional de Distribuidores de Llantas y Plantas Renovadoras (Andellac)

Dentro del plan de negocios de las empresas dedicadas al transporte de pasajeros y con la visión de detonar el crecimiento, la elección correcta de los neumáticos juega un papel importante al considerar factores como: tipo de vehículo, peso bruto vehicular, peso más la carga, configuración, tipo de servicio y el tipo de rutas a recorrer.

En entrevista con Indicador Automotriz, el Gerente de Producto en Michelin, David Zaragoza, reconoció como puntos a considerar durante la compra, la medida, seguida de la capacidad de carga y la satisfacción de las necesidades acorde al peso del vehículo, la mercancía o número de personas que se transporten, “con ello aseguramos que la aplicación utilizada sea la correcta con base en los trayectos que recorrerá el vehículo”.

Por su parte, el Responsable de la División Industrial Marketing de Prometeo TyreGroup, Luis Miguel López, añadió que “la selección adecuada del diseño y las características óptimas en un neumático contribuyen a obtener el mayor desempeño durante la operación. De ella depende no solo optimizar el consumo de combustible sino también lograr un mejor desempeño de los neumáticos en beneficio del usuario final”.

Para los autobuses, a diferencia de las llantas a utilizarse en camiones de carga, un punto importante a considerar es la aplicación vinculada al tipo de ruta y se dividen en las de larga distancia, regionales o urbanas, agregó el Gerente de Producto Continental, Samuel Estañon.

En el proceso de fabricación de los diferentes tipos de llantas se utiliza tecnología avanzada que involucra el uso de hules especializados en  cada aplicación  (por tipo de camino que recorrerán). Como ejemplo, si se equipa una llanta diseñada para una aplicación regional a trabajar en una aplicación de largos recorridos, “no brindará el desempeño para el cual fue fabricada”.

En Michelin el uso de tecnologías de “compuestos duales, permite una mayor duración del casco y que éste permanezca más fresco en su interior para obtener más opciones de renovado. Un ejemplo, el cinturón InfiniColi involucra más de 400 metros de cable de acero a cero grados alrededor de la banda de rodamiento para proporcionar una mayor estabilidad en las llantas de mayor dimensión, un desgaste más parejo, cejas rectangulares más resistentes al peso, y un ensamble con el rin más sencillo, agregó David Zaragoza.

Aunado a ello y considerando que en el transporte de pasajeros la prioridad es la seguridad de las personas, sin importar si son usuarios, conductores o trabajadores, el trabajo conjunto entre proveedores de llantas y las empresas transportistas se basa en diferentes planes de acción.

Plan de capacitación

La sensibilización de los operadores es fundamental, pues las llantas son el único vínculo de contacto entre el vehículo y el pavimento, ellas transmiten la fuerza del motor al piso para que el vehículo pueda avanzar, soportan todo el peso de la unidad y de la mercancía, brindan estabilidad y amortiguación al vehículo; de esta manera parte de la seguridad de la carga y personas incluido el conductor van relacionadas a tenerlas bien cuidadas y con buen nivel de mantenimiento, comentó David Zaragoza.

En el cuidado de las llantas la capacitación de los operadores es muy, muy importante. En el caso de Pirelli ésta se proporciona a través de especialistas en la red de distribuidores y personal técnico de la marca, agrega Luis Miguel López.

A decir de Samuel Estañon, una constante en las líneas de autobuses es la capacitación encaminada a garantizar la seguridad. Los conductores deben conducir de manera segura y correcta que permita un desgaste proporcional de las mismas, así como  mantener los niveles de velocidad establecidos, usar el freno de forma razonada ya que cuando se abusa se produce una condición de baquelización, donde la llanta condensa el calor por la cristalización del hule.

Plan de mantenimiento.

Este rubro se puede dividir en dos, preventivo y correctivo y ambos son  de suma importancia. Una recomendación es asegurarse que el ensamble del rin sea el correcto; es decir, que la llanta se encuentre centrada y balanceada, de manera que se evitan desgastes irregulares que perjudiquen su desempeño. Por otro lado, es importante asegurarse que la alineación de los ejes del vehículo se realice en un centro de servicio profesional y también estar seguros de que se utiliza la presión adecuada, acorde al peso de carga del vehículo.

En Michelin, esto se realiza en los más de 100 Centros de Servicio de la Red de Servicio Michelin Camión, donde los técnicos certificados por la TIA (Tire IndustryAssociation) realizan sus tareas con la más alta calidad del mercado, aseguró David Zaragoza.

Para Luis Miguel López dentro de este plan, uno de los puntos de mayor importancia es mantener la presión de inflado, acorde  a la carga y tipo de vehículo, pues mejora la huella de pisada de la llanta proporcionando mejor tracción y agarre, tanto en superficies secas como en  húmedas. Otro punto importante es la alineación y balanceo, que generara un desgaste uniforme alargando la vida del neumático y por supuesto mejorando el consumo de combustible.

¿Qué tipo de problemática se puede presentar durante la operación y manejo y cuáles son las recomendaciones para hacerles frente? Realmente la operación y manejo de los neumáticos depende del programa de mantenimiento preventivo más que el correctivo, es decir la flota podrá disminuir los tiempos perdidos por concepto de reparaciones cuando lleva un control de mantenimiento para todas las partes de repuesto, se requiere orden y constancia para lograr las metas de costo esperadas además de proveedores confiables.

Plan de renovado

El proceso de renovado inicia con el cuidado y mantenimiento correcta en la llanta. En la segunda parte, el responsable del área debe asegurarse que éste y las reparaciones correspondientes se lleven a cabo bajo procesos profesionales de revisión e inspección y  el casco que se pretende renovar aún esté sano y sea candidato para el proceso.

Las recomendaciones de mantenimiento son las que maximizan la vida del casco que es vital para tener mayor índice de renovabilidad, adicional a esto un proveedor confiable es muy importante ya que cuidara del casco y de los materiales para la fabricación del renovado, comentó Luis Miguel López.

A decir de Samuel Estañon, una llanta con daño por baquelización no es apta para renovado, y con ello se incrementa el costo de operación de la empresa. Una llanta en buen estado puede tener hasta tres y cuatro operaciones de renovado con un costo promedio aproximado de 2 mil pesos y el precio de una llanta nueva alrededor de 15 mil pesos.

Hay una serie de factores a considerar antes de realizar la compra de llantas; en ellas ¿cuál es la medida de mi llanta? El siguiente factor es la descripción del uso de la llanta. Es decir, qué carga máxima y qué velocidad necesita la llanta que vas a utilizar.

Esta información se encuentra en el costado de la llanta por lo general tras la medida del mismo, y se compone de un número y una letra. Para determinar las cifras de capacidad de carga y la velocidad existen unas tablas proporcionadas por los fabricantes. También existe otra información sobre el costado de la llanta como el fabricante, el modelo y el indicador de desgaste, agregó Samuel Estañon.

Una recomendación en caso de que se presente alguna duda, es acudir a los centros de servicio de las diferentes marcas o con expertos en llantas y renovado para recibir la asesoría o el consejo sobre qué tipo de piso es el correcto para las diferentes necesidades del cliente, añadió David Zaragoza.

Plan de administración de cascos

En una flota, normalmente dentro de sus principales gastos están los sueldos y salarios, el combustible, el mantenimiento y las llantas. Al ser las llantas uno de los principales gastos, se vuelve una necesidad el control y administración de las mismas, el poder saber datos como rendimientos kilométricos, número de renovados, ubicación física de la llanta, etc. Esta información es importante para un gerente o responsable de una flota para la toma de decisiones, mencionó David Zaragoza.

Luis Miguel López, agregó, la administración es una parte vital de todas las partes de repuesto en la flota y en el caso de los cascos permitirá evaluar el neumático durante toda la vida útil, generando estadísticas de costo por kilómetro y principales causas de salida de los neumáticos. Con toda esta información se deberán de generar planes operativos que permitan optimizar costos totales de la flota, agregó.

Dentro del portafolio de llantas para camiones y autobuses existen las categorías de urbanos, foráneos y Bus Rapid Transit (BRT). En el Grupo Michelin se encuentran más de 20 SKU’s que se adaptan por su dimensión, diseño y características a las necesidades de los diferentes usuarios, entre ellos de autobuses, algunas de las principales características que requiere el mercado mexicano de transporte de pasajeros es duración, resistencia al camino y contribución al consumo de combustible.

Como ejemplo, las de largo trayecto para autobuses viajan de una a otra ciudad donde la ruta es predominantemente recta y con velocidades constantes. Las destinadas al servicio regional se utilizan en rutas que contienen una cantidad de curvas y caminos sinuosos y proveen agarre y tracción al vehículo otorgando un manejo suave y desgaste regular.

Finalmente, las de servicio urbano son para rutas dentro de las ciudades donde el vehículo tiene paradas constantes, giros cerrados y genera altas temperaturas por su uso. En la Ciudad de México, cada día se transportan más de 2 millones de habitantes, con demandas muy exigentes, de ahí la conveniencia de seleccionar la que proporcione el mejor desempeño y costo-kilómetro más bajo. ¡Usted decide!

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *