Tendencias

T-MEC, modelo para futuras negociaciones

Para el Estratega en Jefe de Natixis IM, Dave Lafferty, el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es en gran parte una versión “recalentada” del TLCAN, aunque existen algunas modificaciones clave que permitirán a cada parte involucrada llevarse cierta ventaja, pero también dar algunas concesiones.

“Trump y Estados Unidos son los grandes ganadores en cuanto a las reglas para el sector automotriz y límites salariales en México, ya que ahora los automóviles requieren incluir al menos un 75% de manufactura en Estados Unidos con el fin de evitar los aranceles a la importación, por encima del 62.5%. Esto es muy significativo debido a que hasta el 20% del intercambio comercial de Norteamérica gira en torno a esta industria”, explicó.

Lafferty añade que México y Canadá ganaron algunos estatutos para la solución preferencial de controversias y lograron la aprobación de la cláusula “sunset” con una fecha de vencimiento a 16 años con revisiones periódicas del acuerdo cada seis años.

“Esto brinda aún más certeza a los negocios. Más allá de los detalles, el tratado USMCA es percibido como un posible modelo para futuras negociaciones comerciales. A pesar de su apariencia trilateral, el pacto consiste en realidad en dos acuerdos bilaterales (EUA/México y EUA/Canadá) muy interrelacionado”, explicó Dave Lafferty.

En tanto, para el Presidente de Element Fleet México, David Madrigal, el acuerdo alcanzado brindará certidumbre y estabilidad sobre temas relevantes al negocio de la empresa de arrendamiento, considerando tres puntos principales: paridad cambiaria, mercados financieros y tarifas arancelarias en la producción y venta de vehículos.

La regla de origen (ROO) para vehículos ligeros del T-MEC tiene como elementos centrales, los siguientes componentes:

1) Valor de Contenido Regional (VCR) de 75%, bajo la metodología de Costo Neto, para autos y camionetas, aplicable en 4 incrementos, a través de los cuales se deberá ir ajustando el VCR, hasta alcanzar el porcentaje acordado.

2) Valor de Contenido Laboral (VCL) de 40% para autos y de 45% para camionetas, aplicable en 4 incrementos. El VCL está comprendido por dos componentes: 1) materiales y costos de manufactura (25 % para autos y 30% para camionetas), y 2) por Investigación y Desarrollo (I&D), servicios de Tecnologías de la Información, y operaciones de ensamble de motores, transmisiones o baterías avanzadas, que representan el 15% del VCL.

3) Las compras de acero y aluminio que realicen las empresas armadoras de vehículos ligeros deberá ser originario de la región de América del Norte en, al menos, un 70%.

4) Se identificaron 7 autopartes definidas como esenciales, las cuales deben ser originarias de América del Norte para que el vehículo pueda ser considerado como originario.

  • Se definieron tres categorías de autopartes: esenciales, principales y complementarias, cuyo VCR se estableció entre el 75%, 70% o 65%, dependiendo del tipo de autoparte. El incremento del VCR también se efectuará en 4 incrementos.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *