Autobuses

Volvo Buses lanza el nuevo BZL Eléctrico

Volvo BZL Eléctrico

Volvo Buses está ampliando su oferta de electromovilidad en todo el mundo. Con el lanzamiento del nuevo chasis de Volvo BZL Eléctrico, ahora proporciona una plataforma sólida para el transporte público sostenible y eficiente en ciudades de todo el mundo, junto con operaciones confiables y rentables para los clientes.

“Estamos comprometidos con liderar la transformación de nuestra industria hacia un futuro más sostenible. Con el lanzamiento del nuevo Volvo BZL Eléctrico, nuestra ambición es ofrecer los sistemas de autobuses eléctricos más responsables del mundo. Para lograrlo, nos enfocamos en la sostenibilidad, la seguridad y la confiabilidad”, afirma Anna Westerberg, Presidenta de Volvo Buses.

La demanda mundial de soluciones de electromovilidad en el sector del transporte público está aumentando y Volvo Buses espera un incremento rápido en los próximos años. “Con el nuevo Volvo BZL Eléctrico, ofrecemos una plataforma mundial para un transporte público limpio, silencioso y de menor consumo de energía, con el objetivo de satisfacer la creciente demanda en mercados importantes que estén listos para el cambio a la electromovilidad”, dice Anna Westerberg.

La circularidad es importante

El cuidado del medio ambiente es un tema que permanece en el corazón de Volvo, y la sostenibilidad, la disminución del ruido, las emisiones y la reducción del CO2 son fundamentales. Pero la visión de Volvo Buses es todavía más amplia.

“Tenemos una perspectiva de ciclo de vida y asumimos la responsabilidad por el impacto medioambiental de nuestros productos, de principio a fin. Esto significa que nos aseguramos de que los materiales, la fabricación, el funcionamiento y el reciclaje cumplan con los más altos estándares medioambientales”, afirma Anna Westerberg. En Volvo Buses, la circularidad es importante, y el nuevo Volvo BZL Eléctrico se diseñó para que pueda reciclarse en más de un 90 %.

Volvo BZL Eléctrico

La confiabilidad, la eficiencia y la seguridad

Volvo Buses tiene años de experiencia con las soluciones de electromovilidad gracias al trabajo en estrecha colaboración con operadores de todo el mundo. El nuevo Volvo BZL Eléctrico está diseñado para aplicaciones de uno y dos pisos, con múltiples opciones para los fabricantes de carrocerías.

“Para el nuevo Volvo BZL Eléctrico sirvieron como inspiración las tecnologías comprobadas y exitosas que ya se implementaron en Europa. Todos los componentes del chasis y la línea de transmisión fueron desarrollados y fabricados por Volvo. Para salvaguardar las cualidades de primer nivel de nuestros autobuses, nos asociamos con ciertos fabricantes de carrocerías de todo el mundo”, dice Dan Pettersson, Director Internacional de Volvo Buses.

Un autobús eléctrico siempre forma parte de un sistema. La longitud de ruta, la frecuencia, la capacidad, la carga y las regulaciones locales se traducen en diferentes soluciones.

“Gracias a la experiencia, sabemos que necesitamos trabajar en estrecha colaboración con nuestros clientes y socios para poder adaptar las soluciones de electromovilidad a cada ciudad en particular. Y, a través de nuestra red de servicio mundial y equipos de servicio dedicados, podemos garantizar la confiabilidad y la eficiencia de nuestros productos y servicios, incluso con una perspectiva a largo plazo. Se trata de no contar con momentos de inactividad no planificados”, explica Dan Pettersson.

En Volvo, la seguridad es nuestro norte, y el nuevo Volvo BZL Eléctrico cumple con los más altos estándares europeos para una conducción superior y un funcionamiento seguro. Incluye la última oferta de tecnología conectada de Volvo Buses, Volvo Connect. Con características como la gestión de zonas, el operador puede crear zonas de seguridad donde se limite la velocidad máxima, por ejemplo, fuera de una escuela o en una estación de autobuses.

Volvo BZL Eléctrico

Flexibilidad de carga y experiencia de conducción de primera clase

El Volvo BZL Eléctrico cuenta con una línea de transmisión desarrollada íntegramente por Volvo. El motor eléctrico de 200 kW está acoplado a una caja de cambios automática de dos etapas. Esto aumenta el par de la rueda a baja velocidad y nivela los picos de corriente, lo que reduce el consumo de energía y mantiene la salud del motor y la batería. La línea de transmisión se puede configurar como una unidad de motor simple o doble, con una potencia de salida de no menos de 540 hp.

Esto convierte al Volvo BZL Eléctrico en un escalador incansable y permite un funcionamiento rápido y suave. El Volvo BZL Eléctrico está diseñado para ofrecer flexibilidad de carga mediante interfaces del dispositivo, tanto para la carga de alta potencia en ruta, OppCharge, como para el sistema de carga combinado (Combined Charging System, CCS) en el depósito. Volvo Buses también ofrece un compromiso de energía utilizable, es decir que garantiza la capacidad para una cantidad acordada de energía para la operación; así se elimina cualquier preocupación del cliente con respecto a las baterías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *