Camiones

Altas y bajas en pesados

La industria de camiones y autobuses mantiene su crecimiento en la demanda interna en el periodo enero-agosto ya que si bien la venta correspondiente a este octavo mes de 2008 cayó, el acumulado reporta un incremento de 6.9%, pero continúan sin signos de recuperación la producción y exportación, por lo que se prevé un complicado cierre de año, dio a conocer la ANPACT.

En cuanto a la comercialización por segmentos, el acumulado indica las siguientes tendencias: crecimientos en camiones carga, chasis para pasaje y autobuses foráneos, del 16.4%, 22.1% y 57.1% respectivamente. Por otro lado, reportan caídas tractocamiones quinta rueda y construcción del 6.7% y 57.6% en el mismo orden. En unidades este acumulado llegó a 37 mil 734 unidades.

Por su parte, el indicador de producción volvió a contraerse después de dos meses que ofreció crecimientos (junio y julio) nuevamente retoma esta variable una tendencia negativa al caer 13.3%. Lo anterior al alcanzar un ensamble de seis mil 807 unidades por siete mil 849 de agosto del año pasado. Es muy difícil un cambio de tendencia duradera mientras no se reactive la exportación, por si sólo el mercado doméstico no es del tamaño para garantizarla, abundó la ANPACT.

En tanto, el acumulado para los ocho meses iniciales ahora asciende a una caída de 9.9%, cinco décimas de punto mayor a las que se reportaron en julio. La producción acumulada actual asciende a 55 mil 634 vehículos, esto es, seis mil 098 menos que lo ensamblado durante enero-agosto de 2007.

En lo referente a la exportación, si bien crecen los envíos 5.4% en agosto, impacta en muy poco en la mejora del acumulado. La exportación en el octavo mes ascendió a dos mil 643 unidades, solamente 135 vehículos por arriba de la cifra de igual mes de hace un año. El acumulado en esta variable llegó a las 23 mil 439 unidades, representando caída de 13.7% con relación al periodo enero-agosto de 2007.

En el futuro inmediato, las condiciones en el entorno nacional e internacional no son favorables para vislumbrar la reactivación del sector. Por citar los elementos adversos más significativos están: aumento generalizado en el precio de los combustibles y de manera específica del diesel, expectativa de la entrada en vigor en 2009 del capítulo de vehículos usados en el marco del TLCAN. Aumento de precios de los vehículos nuevos a raíz de la exigencia nacional de EPA 04 y Euro 04 a partir del mes de julio, etc.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *