Camiones

Chatos, nuevos retos para el segmento

El pionero de los modelos chatos para reparto en México fue el 8.150 de Volkswagen que llegó en el 2004 y fue presentado como la opción para competir ante las pick up. Desde entonces, la marca se ha mantenido en innovación constante y la muestra de ello fue el reciente lanzamiento de la línea Delivery, integrada por los modelos 9.170, 11.180 y el 6.160 que se lanzó el mes pasado.

“El nuevo Delivery 6.160 ha llegado a México para quedarse y para ser el favorito del sector logístico por el diseño de su cabina, potencia, durabilidad y desempeño, además por su sistema de seguridad con frenos de disco y ABS, es un producto que está hecho para el trabajo duro”, comentó Miguel Vallejo, Director Comercial de MAN Truck & Bus México.

Para el directivo, el tabú del modelo chato se ha dejado atrás, por eso hay que ver hacia los nuevos retos para el segmento. “Hoy yo creo que más del 80% del mercado ya usa unidades cab over. Yo resumiría que hay tres retos: tecnología limpia, seguridad y confort”.

La armadora ya cuenta con modelos Euro 5 desde hace más de tres años, “para nosotros no va a haber un cambio a partir del 1 de julio como lo indica la NOM-044, ya estamos trabajando con esto desde hace un buen rato; entonces, uno de los temas importantes a resaltar en el reparto urbano es la contaminación, pues obviamente es necesario ofrecer tecnologías limpias. Ahí llevamos una ventaja porque toda nuestra línea es Euro 5”.

Por otra parte, está el tema de la seguridad y confort, por ello la armadora ha incorporado nuevos sistemas, como es el caso del 6.160 que cuenta con frenos de disco, con ABS, con un freno de disco atrás en el diferencial, mejor visibilidad y confort, una suspensión delantera independiente.

“Esto es algo bien importante para los operadores y un reto para nosotros, que el operador vaya lo más confortable posible por temas de economía, porque en reparto urbano paran cada 200 metros, suben, bajan, suben, bajan, y muchas veces nuestras avenidas no están en las mejores condiciones, entonces, una suspensión independiente representa una ventaja competitiva”, mención Vallejo.

Desde que la marca entró a competir en el mercado de los cab over hace 15 años ha comercializado alrededor de 20 mil unidades, por ello, la red de postventa también es sólida. “Trabajamos con cuatro pilares: Producto, Servicio Postventa, Financiera y Red de distribuidores”.

Actualmente en servicio hoy tienen 15 full dealers, más 8 puntos de servicio, más alrededor de 11 puntos adicionales en donde atienden autobuses. “Hablamos de un poco más de 30 puntos de servicio para poder atender este parque vehicular y el nuevo parque vehicular que está llegando”.

Para Miguel Vallejo, esto es un reto porque si creces en ventas, tienes que crecer en todas las otras áreas, en la planta, en servicio, en financiamiento, en red de distribuidores, en todo.

La armadora está preparada para estos retos porque  los segmentos de cab over están al alza. Por ejemplo, las clases 2 y 3 cerraron el año pasado con ventas de casi 10 mil unidades, mezclados entre carga y vanes.

“Hoy estamos entrando a clase 3 y por supuesto que queremos competir con todos los que están ahí, con un producto que sabemos va a poder cumplir con las expectativas de los clientes”, finalizó el directivo.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *