Camiones

COVID-19 e inseguridad frenan al autotransporte

El autotransporte de carga está parado debido a la afectación por el COVID-19 y la inseguridad en carreteras, manifestó Enrique González Muñoz, Presidente Nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

El líder de los transportistas participó en la videoconferencia titulada Atención a la Crisis en las Cadenas de Valor de las Industrias, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), en la que habló de las afectaciones al sector y las acciones que ha tomado el organismo para reducir el impacto de la crisis.

Sostuvo que el autotransporte de carga es la modalidad más dinámica de todo el sector transporte, pues con un peso económico que representó el 3.2% del Producto Interno Bruto (PIB) em 2019, contribuye con el 50% del PIB logístico en México que asciende a 6.5 por ciento.

Aunque este sector está dentro las actividades esenciales y es transversal en toda la industria, apuntó que se encuentra operando en una “situación lamentable” pues un 35.6 % de su parque vehicular se encuentra detenido, y en industrias como la automotriz y la cervecera está frenado al 100 por ciento.

Señaló que, ante tal afectación, ha habido importantes acercamientos coordinados con la autoridad federal para establecer acciones que garanticen el abasto, y permita enfrentar la emergencia sanitaria, mantener el empleo, y para apoyar a las empresas de transporte a subsanar sus finanzas durante y después de la pandemia.

Explicó que son cuatro acciones fundamentales de coordinación, sanitarias, de seguridad y económicas las que fueron propuestas al gobierno federal, de las cuales han avanzado favorablemente aquellas para fortalecer las medidas sanitarias y de seguridad.

Detalló que el fenómeno de inseguridad lamentablemente sigue afectando al sector pues, dijo, que antes de la pandemia, del 2014 al 2018 el robo al autotransporte de carga incrementó de un 30 a 35 por ciento, año con año.

Sin embargo, luego de tener buenos resultados con el trabajo y acercamiento con la Secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC) en este primer bimestre, al disminuir el robo en 19 por ciento, sostuvo, que con el inicio de la pandemia se reactivó la delincuencia y ahora grupos organizados apedrean los camiones y provocan accidentes para saquear la unidad.

Por lo que hizo un llamado a la autoridad para que el Ejército sea quien apoye en estas situaciones de barbarie y controle estos actos vandálicos y aplique el estado de derecho.

También señaló que, al no encontrar apoyos financieros por parte del gobierno federal, la organización transportistas realizó acuerdos con las financieras de las armadoras de vehículos pesados para prorrogar pagos y extender plazos a favor de los transportistas afiliados.

 

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *