Camiones

En abril: Cab over, consolidados y en crecimiento

Hasta hace poco más de una década, era raro ver que los modelos cab over circularan en nuestro país, en ese entonces teníamos un mercado dominado al 100% por los modelos trompudos del tradicional estilo americano en pesados y con pick ups en ligeros. Pero paulatinamente los camiones chatos se han abierto paso, primero en distribución, un segmento que ahora dominan y comienzan a equilibrar el terreno entre los medianos, mientras que en los pesados comienzan a recibir atención, pues ya representan un 5% del segmento.

En febrero del 2007 el reportaje de portada de Indicador Automotriz se tituló “Crece la nueva moda”, en alusión a la llegada de diversos modelos tipo cab over que llegaron por esos años, principalmente en las clases 4 y 5.

Los esfuerzos de las marcas que los comercializaban se centraban, antes que todo, en demostrar sus ventajas sobre los modelos pick up, como una mayor capacidad de carga, un mejor radio de giro, mayor rendimiento por incorporar motores a diesel, cuando los pick up eran todos a gasolina, y en que pese a la cabina chata el conductor de la unidad estaba seguro ante un eventual accidente.

Los transportistas los miraban con desconfianza, pensaban que el hecho de no tener el motor al frente como los trompudos, los dejaba vulnerables si ocurría un accidente. Los fabricantes de pick up intentaron contener la ola resaltando también los atributos de sus vehículos, pero perdieron la batalla y el mercado de distribución en México.

Este abril del 2019, otra vez tenemos a los chatos en portada, pero las condiciones son muy distintas. Han dejado atrás todos esos estigmas y estereotipos que tuvieron a su llegada.

Se han consolidado, por ejemplo, de prácticamente no existir en el mercado en 2005, hoy día el 100% de los modelos que se venden en México de las clases 4 y 5 son camiones cab over, según datos de Daimler.

* El reportaje completo en nuestra edición impresa y digital de abril.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *