Camiones

En diciembre: ¿Para dónde vamos en el 2020?

El 2019 ha sido atípico en comparación con los anteriores. A nivel industria implicó uno de los mayores saltos tecnológicos al entrar en vigencia las normativas EPA 07 / Euro V, pero al mismo tiempo trajo incertidumbre en los fabricantes y transportistas por la falta de diésel de Ultra Bajo Azufre en toda la República. En el plano económico, el país permanece estancado, sin crecimiento del PIB, ni ejercicio del gasto público en grandes proyectos de infraestructura, lo que ha provocado que las inversiones no fluyan como se esperaba. Para el año entrante se vislumbra un panorama similar.

El año que termina puede entenderse de dos maneras distintas, la primera mitad estuvo marcada por un creciente nivel de ventas en el mercado interno, producto de las pre compras que realizaron los transportistas por el cambio de la NOM-044 de emisiones contaminantes.

Durante el segundo semestre fue lo opuesto y además del periodo de ajuste en los transportistas ante un salto normativo, los niveles de comercialización de unidades se desplomaron. Es cierto que el freno en ventas ya estaba contemplado, precisamente por el cambio de emisiones, pero no se estimaba en esos niveles.

En septiembre la industria ligaba ya su tercer mes consecutivo a la baja al mayoreo tras alcanzar las 2,754 unidades, un -26.3% en relación a las ventas que se registraron en el mismo mes del año pasado. Esta cifra se sumaba a la del mes de julio con -50.1% y en agosto de -61.2%, de acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Dos meses más tarde el sector empezó a tener una mayor preocupación, no había certeza, ni pronunciamiento oficial de las autoridades sobre cuándo habría disponibilidad de diésel de Ultra Bajo Azufre (UBA) en todo el país, y ya se avecina el siguiente cambio tecnológico con la entrada en vigor de la EPA 10 / Euro VI en el 2021, que forzosamente requiere utilizar del diésel UBA.

Debido a la normativa ambiental y la incertidumbre por ello, la venta de unidades tuvo una caída considerable durante el mes de octubre registrando al mayoreo una baja de 30.5%, mientras al menudeo decrecieron 19.8%.

“La falta del diésel limpio ya está afectando a los productores y ello repercutirá en los transportistas de manera notoria y preocupante”, comentó Miguel Elizalde Presidente Ejecutivo de ANPACT.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *