Camiones

Existe tecnología, no infraestructura

isuzuhibrido1La falta de estaciones de abastecimiento de combustible alterno hace que el ingreso de este tipo de unidades se posponga por tiempo indefinido, lo que trae como consecuencia que las empresas no tengan dentro de sus planes adquirir unidades con motores híbridos,  lo que indica que la entrada de camiones con tecnología más limpia se prolongue por tiempo indefinido.

isuzuhibridoLas armadoras que ofrecen este tipo de opciones saben que los camiones ligeros de gas comprimido e híbridos (las dos ofertas existentes en el mercado mexicano de camiones alternos) tendrán una mayor demanda cuando establezcan centros de reabastecimiento necesarios para las exigencias de la distribución en la Ciudad de México. Solamente así crecerá el interés por invertir en ellos.

En la capital del país existen, hasta el momento, solamente siete puntos para suministrar gas comprimido, factor que hace que éstas no tengan la utilidad deseada para operar diariamente en las labores de distribución.

En el caso de los híbridos, el diesel que ese tipo de motor requiere para funcionar alternamente con electricidad tiene que ser de bajo contenido de azufre (50 partes por millón), el cual no existe en México.

Empresas miembros de la Asociación de Nacional de Transporte Privado (ANTP) han hecho pruebas con diesel estadounidense para incentivar la venta de vehículos chatos con combustible alterno, pero los resultados –han quedado a deber- al no obtener el máximo rendimiento en la movilidad de la unidad dentro de las condiciones actuales de las ciudades nacionales.

A estas desventajas se suma el 100% de incremento del precio del camión, en comparación con una unidad normal. Las armadoras reconocen que no existe un equilibrio entre el valor del vehículo y el ahorro de 15% en gastos de combustible que se logra, ya que este porcentaje no es suficiente para hablar de un retorno de la inversión con el tiempo.

Las armadoras de camiones ligeros, establecidas en nuestro país, tienen la posibilidad de traer vehículos de combustible alterno, que circulan en otras naciones, pero al no tenerse el apoyo gubernamental, las unidades duplican su valor, por lo que las empresas prefieren posponer la adquisición masiva, ya que no es reciproco la inversión con el costo, además de que no se cuenta con el diesel de bajo nivel contaminante como lo requiere este tipo de motores, aunado a que tampoco existe las instalaciones de recarga de combustible.

Por lo pronto, en México, no se ve viable, acorto plazo, la incorporación de este tipo de vehículos. “Sin la infraestructura necesaria, sin apoyo del gobierno y sin utilidad para las empresas, este segmento de camiones híbridos se encuentra picando piedra”, afirmó el director comercial de Isuzu, Jorge Murakami.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *