Camiones

Inaugura campo de pruebas para pesados

MAN Latin America inauguró un campo de pruebas para camiones y autobuses en Resende, Brasil, único con certificación internacional para evaluar ruidos en América Latina. Tiene 35.500 m2 de área, lo que equivale a cuatro campos de futbol.

Con la mayor diversidad de obstáculos por metro cuadrado, el nuevo campo es el más eficiente del continente en términos de aprovechamiento del espacio y complejidad de las pruebas. La estructura también alberga la única pista de Latinoamérica con la certificación internacional ISO 10.844, para homologar vehículos respecto al nivel de ruido externo.

“Tenemos una flota con más de cien camiones y autobuses Volkswagen y MAN en pruebas por todo el país. Cada mes, rodamos cerca de 300 mil kilómetros. Para apoyar eso, tenemos un equipo de casi 600 profesionales dedicados al desarrollo de nuestros productos. Nuestra inversión es muy alta para asegurar la calidad y consecuente satisfacción de los clientes. El nuevo campo de pruebas llega para dar todavía más eficiencia a ese trabajo e integra los recursos financieros que aplicamos continuamente en el país”, afirmó Roberto Cortes, presidente y CEO de MAN Latin America.

En total, son 26 distintas condiciones de rodaje en la pista de la armadora. Se trata de una alta concentración por metro cuadrado para crear un escenario en que es posible, en casos específicos como el de la línea Delivery, simular en un kilómetro rodado en el campo de pruebas lo equivalente a 50 kilómetros en la carretera. La alta intensidad reduce el tiempo de realización de la prueba, lo que da aún más eficiencia a las evaluaciones e impacta positivamente el proyecto del vehículo en general.

El emprendimiento delinea un ambiente controlado para que se pueda garantizar la reproductibilidad de las condiciones de las pruebas y así mejorar la evaluación de los datos para el máximo desempeño del vehículo en el rodaje, en las situaciones cotidianas de los clientes. Los 26 distintos eventos consideran, por ejemplo, pavimentos especiales como piedras del río, adoquín, rieles de ferrocarril, surcos del terreno, topes reductores de velocidad, placas de metal con efecto de vía re-asfaltada y también pistas milimétricamente agujeradas.

Hay rampas especiales que pueden llegar al 60% de inclinación para probar camiones con tracción a la medida, como el Constellation 31.320 6×6, desarrollado para las Fuerzas Armadas de Brasil. Inclinaciones más leves también permiten representar arranques y retomadas en subidas para evaluar la eficiencia del freno e incluso de la basculación de la cabina. Situaciones extremas de torsión están entre los obstáculos y actúan para evaluar sus componentes estructurales, como el chasís y sus varillas, según los estándares de aplicación del vehículo.

Los camiones y autobuses se someten a los eventos justamente para probar el vehículo, con el objetivo de certificar y evaluar componentes como el tren de fuerza, sistemas de freno y dirección, suspensión y chasís. El campo de pruebas también permitirá confirmar el desempeño estructural y el espacio prevé un área libre para evaluaciones dinámicas. Los evaluadores podrán simular un mal uso y desempeño en las curvas de impacto. La pista de evaluación de ruidos sigue estándares internacionales de la norma ISO 10.844 y es la única en Latinoamérica certificada para esa homologación.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *