Camiones

Seminuevos, un mercado gigante

La agencia Kenworth del Sur, una de las más grandes de la marca en nuestro país, arrancó desde el 2001 la venta de unidades usadas, aunque se surten de unidades de varios lados, la mayoría son unidades adquiridas a través de transacciones de nuevo por usado. “Revisamos las unidades, las validamos para vender un buen producto, no hay garantía, pero sí los validamos porque si a un cliente no le funciona no regresa a comprar”, comentó el Gerente de Unidades Seminuevas en Kenworth del Sur Matriz Puebla, Martín Rivera.

KW Sur abarca cinco estados: Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos y Guerrero. Solo la agencia colocó el año pasado 200 seminuevos en toda su zona de influencia con personal especializado en venta de usados, pero este podría cerrar con unas 250-260, muchos de sus clientes son Hombres-Camión. “KW nacional debe vender unas mil o mil 100 al año, hay músculo, es un mercado que nadie quiere ver, pero es gigante”, añade Rivera.

Para adquirir unidades seminuevas la agencia verifica las condiciones del vehículo, la legalidad, que no están remarcadas, ni clonadas, ni rearmadas, así como el antecedente de quién fue el primer dueño para evitar refacturación.

“Hay mucho cliente que en lugar de comprarse un nuevo da el enganche para dos usados, y no es lo mismo que trabajen dos camiones a uno, hay clientes que están dejando de comprar nuevos y se están yendo a seminuevos 2014-2015, por eso el incremento tan fuerte”, precisa Rivera.

KW Sur acepta unidades desde 2009 a la fecha, con kilometrajes variados, pero un 2009 podría andar sobre el millón de kilómetros, solo que en este caso se contempla hacerle una media reparación al motor. “Aunque siempre hicieran sus mantenimientos y demás, la vida de un motor es de 1 millón 100 o 1 millón 200 mil kilómetros, entonces hay que meterles media. El negocio se facilita más en unidades 2012 a la fecha porque son unidades con 600-700 mil kilómetros y se reduce el riesgo”.

En la venta de seminuevos no otorgan garantías, pero además de revisarlas, les brindan las facilidades a los clientes que lo deseen de llevar a su mecánico, que bajen el carter para checar metales, inspeccionen con computadora, etc., para cerciorarse de su buen funcionamiento.

A diferencia de las unidades nuevas, en el mercado de seminuevas las distribuidoras ofertan opciones multimarca, KW Sur cuenta en su stock con modelos propios, además de Volvo, International y Freightliner, “todas las marcas son buenas, hasta de Scania que llegamos a tener, era buena”.

En promedio, el 90% de las unidades que comercializa KW Sur son unidades KW y el restante de otras marcas. “El KW tiene el mayor valor de reventa, no se cae tanto como otras marcas, por ejemplo, un modelo 2014 de camión 6×2 en torton de KW anda en 800-850 mil pesos, un Freightliner se va hasta 600 mil a la venta en valor público”, precisa Martín Rivera.

Para darles mayores facilidades al cliente trabajan de la mano con Paccar Financial, quienes proporcionan la herramienta de crédito a los clientes para nuevos y seminuevos. Asimismo, operan mediante el programa de chatarrización, “está jalando muy bien, el incentivo para un usado rebasa los 380 mil pesos, es mayor que para nuevos, solo que el proceso desgraciadamente es muy largo para los clientes, pero hay que cumplirlo cabalmente, tiene muchos candados, pero se valida y tarda más o menos un mes”.

A decir de Martin Rivera, para que el segmento de seminuevos crezca en nuestro país “faltan concesionarios que le entren bien, lo he visto hasta en las otras marcas, le huyen, no conocen el comercio de usados. Yo vengo de unidades nuevas y es otro mercado, cada usado es diferente, puedes tener 100 del mismo año y modelo y los 100 son diferentes, pero hay potencial”.

Categories: Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *