Tendencias

Acuerdo México-Japón cumplió 15 años

Ayer 1 de abril se celebró el 15 aniversario de la entrada en vigor del Acuerdo para el Fortalecimiento de la Asociación Económica entre México y Japón (AAEMJ), el cual fue el primer acuerdo comercial de México con un país asiático y sentó las bases para la posterior negociación de México en el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), del cual Japón también forma parte.

La firma de dicho Acuerdo abrió la puerta para que armadoras japonesas como Isuzu decidieran comercializar sus unidades en nuestro país a partir del 2005. Mismo caso de Hino que arribó a México en el 2007. Actualmente ambas marcas no solo comercializan unidades que traen desde Japón, sino que también producen en México.

Durante estos 15 años de vigencia del Acuerdo el comercio bilateral pasó de US$11,774 millones de dólares en 2004 a más de US$22,000 millones en 2019, y como resultado, Japón es el 5º socio comercial de México a nivel global y el 2º entre los países de Asia. Entre los principales productos exportados por México a Japón se encuentran: la carne de cerdo, autopartes, radios y aparatos eléctricos de telefonía.

El Acuerdo, también ha hecho de Japón el 4° inversionista más importante en México con inversiones por más de 22 mil millones de dólares en el periodo de 2005 a 2019. De esta inversión 83% se destinó al sector manufacturero, en particular al automotor, y 3.8% al sector comercio.

Con el AAEMJ ambos países se propusieron promover la cooperación, facilitar e incrementar el comercio de bienes y servicios, proteger las inversiones, establecer procedimientos para la solución de controversias, así como fortalecer las oportunidades de negocio, entre otros.

El Acuerdo contiene disciplinas en tres vertientes: liberalización del comercio y la inversión, mejora del ambiente de negocios donde se reciben aportaciones del sector privado, y cooperación bilateral que ha permitido fortalecer intercambios técnicos que apoyan la relación comercial.

El AAEMJ ha representado una importante herramienta para la diversificación y crecimiento del comercio bilateral de nuestro país, tanto en productos del sector agroalimentario como aquéllos que se integran en las cadenas globales de valor, principalmente en sectores como el automotor y eléctrico-electrónico; por su parte, Japón encontró en México la oportunidad de exportar e integrar procesos productivos en condiciones competitivas.

México y Japón seguirán trabajando para optimizar y fortalecer este acuerdo aprovechando la oportunidad que representa acceder al mercado de Japón en condiciones preferenciales, con el objetivo de hacer crecer ambas economías para bienestar de nuestras naciones.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *