Carrusel

¿Agresividad al volante? Consejos para mantener la calma

Conductor enojado

A pesar de nuestras mejores intenciones, conducir puede resultar estresante y, en determinadas situaciones, podemos llegar a perder los nervios fácilmente.

Los expertos en alquiler de coches de StressFreeCarRental.com han elaborado una práctica guía para hacer frente y, en la medida de lo posible, evitar situaciones conflictivas cuando conducimos.

Calcular con antelación la duración de nuestro viaje es una buena idea para ir tranquilo, pero hay más cosas que podemos hacer para que el viaje resulte lo más seguro y agradable posible.

Un representante de StressFreeCarRental.com dijo: “Multitud de factores afectan a la conducción, por ello, es probable que, en un momento dado, reaccionemos de forma airada ante situaciones imprevistas. Es probable que alguien se te acerque demasiado por detrás o que el que te precede frene bruscamente sin previo aviso”.

“Independientemente de lo que haya sucedido, es importante no tomar represalias ni dejar que la situación nos supere. Centrémonos en lo que hacemos y en nuestro viaje y no tanto en lo que hacen los demás. Enfadarse solo contribuye a empeorar la situación“.

Haz lo correcto: Nunca es aconsejable repetir el mal comportamiento de otros conductores. En momentos de tensión, podemos caer en la tentación de devolver un mal gesto o realizar una maniobra peligrosa, pero no merece la pena. Ante todo, mantén la calma.

Inteligencia emocional: A menudo iniciamos un viaje tras una discusión que, de alguna manera, nos ha afectado. Y a continuación, cogemos el coche exponiendo a situaciones de riesgo a nuestros acompañantes, a nosotros mismos y al resto de conductores. En momentos como este, es siempre aconsejable dedicar unos minutos a preparar el viaje.

La música: Es una buena opción para liberar las tensiones del día. Poner música clásica o tu canción favorita puede mejorar tu estado de ánimo y ayudarte a contrarrestar las situaciones de estrés.

Peligros del contacto visual: Las personas que se sienten agredidas en la carretera pueden reaccionar mirando fijamente al conductor del otro vehículo, pero esto no es una buena idea. Si existe algún riesgo de que la situación puede agravarse, no es aconsejable establecer contacto visual con el otro conductor.

Tiempo: siempre debemos tener en cuenta posibles imprevistos que retrasen nuestra hora de llegada. Evitemos las prisas por llegar a toda costa a la hora prevista y de este modo, nuestra frustración en caso de atasco será menor.

Pensamiento flexible: Tengamos en cuenta que, por muy buenos conductores que seamos, siempre podemos cometer errores. No te dejes llevar por la ira si algo va mal en la carretera: mantén la concentración para saber cómo evitar el peligro y mantener la calma.

 

Categories: Carrusel, Tendencias

Tagged as:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *