Tendencias

De México para el mundo

La calidad y ritmo de producción de la industria automotriz mexicana la colocan en el lugar ocho a nivel mundial en vehículos ligeros y como sexto fabricante más importante de unidades pesadas, lo que ha generado también un gran impulso a la industria de autopartes, actualmente compuesta por más de 600 empresas, de las cuales aproximadamente el 30% son de primer nivel (Tier 1).

En 2011, la producción de autopartes en el país re­gistró un valor total de 67,989 millones de dólares (md), mientras que el consumo fue de 54,734 md. En 2012 se estima que la producción crezca a un monto estimado de 68,044 md, según proyecciones de ProMéxico.

El año pasado las exportaciones mexicanas de au­topartes sumaron 45,587 md, para un promedio anual de crecimiento de 10% en la última dé­cada. En tanto, las importaciones registraron un monto de 32,332 md, con un alza promedio anual de 10% en los últimos diez años.

El principal destino de las exportaciones mexica­nas dentro del sector de autopartes fue Estados Unidos con un 89% (40,728 md), cabe mencionar que 1 de cada 3 autopartes que importa este país proviene de México, de esta forma México se coloca como el principal proveedor del mercado estadounidense. Le siguen en la lista Canadá (4%); Brasil, Alemania, Reino Unido y Japón, todos con 1% y otros países con un índice menor tales como China, Australia, Colombia, Argentina, etc.

De las 100 empresas lí­deres de autopartes a nivel mundial, 84 se encuentran establecidas en México y provienen de Japón (31%), Estados Unidos (26%), Alemania (23%), Francia (7%) y el restante 13% de otros países.

Los sistemas con mayor producción el año pasado fueron partes eléctricas, transmisiones, embragues y partes para motor. La INA pronostica que para 2012 la tendencia de crecimiento en la fabricación continuará debido a las inversiones que realizará la industria automotriz, que alcanzarán la cifra de 900 md por la ampliación y creación de nuevas plantas, un 15% más que el año anterior.

La industria de autopartes vio un auge en la década de los noventas, con un acelerado crecimiento que lo llevó a alcanzar un valor de producción superior a los 20 mil millones de dólares en 2000. En el 2007 alcanzó un máximo con 24.7 mil millones de dólares y al igual que la industria terminal, se vio afectada por la crisis de 2009, para iniciar su recuperación en 2010 y registrar su récord histórico en 2011.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *