Tendencias

Empresas familiares, el reto de crecer

ventaEstadísticas de la consultora KPMG indican que el 70% de los negocios familiares desaparecen después de la muerte de su fundador y únicamente entre el 10 y 15% consigue llegar a la tercera generación, por el desafío que representa alinear los intereses familiares, la propiedad y objetivos del negocio. No obstante, en el autotransporte existen casos de éxito donde firmas que iniciaron como Pymes, han sabido institucionalizar las compañías que facilitan los relevos generacionales.

En algunas ocasiones una empresa familiar se crea de los lazos civiles o sociales que establecen entre sí los miembros cónyuges, ascendientes y descendientes, quienes realizan una actividad económica lícita para la obtención de ingresos, con el deseo de construir un patrimonio. Se considera la unidad económica más antigua en el mundo.

“El primer puente para construir la empresa es el miembro de la familia, que en un principio puede sacrificarse percibiendo un salario simbólico o no cobrado y la causa de su existencia es la confianza que los demás emprendedores depositan en él”, de acuerdo con información del Centro de Desarrollo de la Empresa Familiar del Instituto Autónomo de México (ITAM).

La organización y seguridad de esta empresa tiene ventajas en su estructura organizacional como: un control más directo del negocio con poco y la confianza que existe entre sus integrantes, pues al tratarse de familiares conocidos entre sí se cree evitar desconfianza y posibles riesgos, aunque se generen otros.

almacenLos Censos Económicos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) indican que las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes), que corresponden al modelo familiar suman 99% del total, incluidas las dedicadas al autotransporte. Estadísticas recientes señalan que alrededor del 70% de los negocios familiares desaparecen después de la muerte de su fundador y únicamente entre el 10 y 15% consigue llegar a la tercera generación.

Es cierto que en México las MyPymes son el principal motor de la economía. Sin embargo, para prosperar enfrentan grandes retos y un alto índice de mortalidad. De ahí el refrán: La primera generación funda la empresa, la segunda la hace crecer y la tercera liquida todo.

Considerando tres los elementos que las llevan al fracaso: la falta de competitividad al no crecer ni saber enfrentar la sucesión de los puestos directivos, conflictos familiares no resueltos y trasladados a las empresas y la falta de capacidad directiva de los sucesores.

La consultoría KPMG, en su documento Empresas Familiares señala: El desafío de crecer, madurar y permanecer, en las empresas familiares alcanza hasta 85% en su primera o segunda generación, y alrededor del 70% de los nuevos negocios no llega al tercer año de vida.

 

Lea el reportaje completo en nuestra edición impresa.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *