Tendencias

En enero: Inseguridad, sin solución

caja En los últimos meses el robo al autotransporte se ha incrementado, durante el primer semestre de 2016 creció 75% respecto de 2015 y aunque se tienen identificadas las principales mercancías hurtadas y los tramos peligrosos, parece un problema sin fondo. Ante ello, contar con un seguro se vuelve vital para que el dueño de la carga, el de la flota y el transportista, tengan un respaldo.

La noticia ensombreció las caras de los directores de las empresas transportistas que se habían reunido en las instalaciones de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) con el presidente de la misma, Rogelio Montemayor Morineau para registrar y analizar los incidentes de robos al transporte de carga en la República Mexicana, “ante el alarmante incremento registrado en los últimos años”.

El impacto al sector por el robo al transporte de carga había aumentado entre 2015  y 2014 un 73.5% según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública (SESNSP), dependencia de la  Secretaría de Gobernación, dadas a conocer por la Cámara. Y el siniestro por robo de mercancías constituía el 35% del total de los eventos en el mercado asegurador mexicano.

Aunado a ello, las conversaciones sobre el reporte de Inteligencia Robo de Carga de Freightwatch International, destacaban que los delincuentes buscan el robo de embarque de alto valor, por el beneficio económico que conlleva la venta del producto robado en el mercado informal.

“En este tipo de delitos operan grupos de entre seis y ocho personas, en un promedio de tres vehículos, utilizando equipos de radiocomunicación con otros elementos del grupo que no se encuentran en el lugar pero ayudan en la coordinación del delito”. Los productos con mayor demanda por la delincuencia son los de fácil reventa: alimentos y bebidas, medicamentos, combustibles, misceláneos, ropa y zapatos, materiales de construcción, entre otros.

Para los afiliados a la Canacar, el “tema de la inseguridad no solo ha venido a modificar aspectos de la operación de la actividad del transporte, sino que repercute de manera negativa en el prestigio de las empresas ya que la pérdida total de la unidad, en muchos casos el tracto, la caja y la mercancía no son encontradas”.

Rogelio Montemayor reconoce que “ante la delicada situación que atraviesa el sector, las acciones de la Cámara van encaminadas a reforzar la coordinación con las autoridades en la materia, con la finalidad de definir procedimientos eficaces que ayuden a disminuir el robo al transporte”.

Sin embargo, algunos incidentes de robo se han presentado al detenerse los conductores en lugares conocidos como cachimbas y huachicoleras, por el desvío de las unidades en el trayecto, ya sea por voluntad del operador o en el arribo al destino.

Ante la preocupación por el impacto negativo que causa el delito, la Cámara instaló la Comisión de Seguridad, que estará encargada de trabajar en asuntos graves del problema de la inseguridad que aqueja al sector, a fin de gestionar ante la autoridades competentes las soluciones que mejoren las condiciones del transporte” en el país, abundó Montemayor Morineau.

Por su parte, el Vicepresidente de la Canacar, Refugio Muñoz, mencionó que la suma de las pérdidas de los transportistas se estima asciende a 663 millones de pesos por el robo de tractocamiones y remolques. Esto si se calcula “que cada unidad hurtada tiene un precio aproximado de dos millones de pesos, y únicamente se recupera el 50%.

directivoscanacarAdemás, la recuperación de una unidad representa un viacrucis para el transportista pues llega a tardar 30 o más días, si es que se recupera. Destaca que algunas aseguradoras ya han duplicado el costo de las primas, una cobertura amplia que antes costaba 40 mil pesos al mes se ha incrementado hasta 80 mil pesos.

A decir de los transportistas, en la actualidad también la volatilidad del tipo de cambio afecta algunos tipos de seguros, sobre todo aquellos denominados en dólares que pueden ser de robo, daños u otro tipo. Las primas desde luego se reflejan en función del tipo de cambio en el que se paga y del día del vencimiento, pero también el pago del siniestro se considera al tipo de cambio vigente del día.

En conjunto, algunos transportistas señalan que ante la creciente actividad delictiva las compañías aseguradoras consideran al transporte como un mercado de alto riesgo “y algunas han comenzado a retirarse. El costo de las pólizas se ha incrementado en promedio hasta 100%, impactando la estructura de costos de la actividad hasta en un 4%, cuando en años anteriores era de únicamente el 2%.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *