Tendencias

Estiman año sólido para el comercio mexicano

Los débiles resultados industriales de China en enero y febrero contribuyeron a un menor crecimiento del comercio mexicano en el primer trimestre, aunque las recientes medidas de estímulo del gobierno en la segunda economía más grande del mundo ahora están surtiendo efecto y los volúmenes para México van al alza nuevamente. Esto se debe a que los minoristas mexicanos también se abstuvieron de acumular inventarios en el primer trimestre después de un sólido final en 2018.

“Los volúmenes de comercio de México en el primer trimestre fueron más lentos de lo que inicialmente habíamos anticipado, pero ahora vemos un crecimiento sólido para el resto del año”, señaló Alexandra Loboda, Directora General de Maersk para México y América Central. “La economía china se está acelerando nuevamente y, si bien se prevé que el crecimiento de la economía mexicana crecerá más lentamente de lo que se esperaba al principio en 2019, también está respaldada por el fuerte consumo de Estados Unidos. Sin embargo, las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos siguen siendo una preocupación”, añadió.

Esto ocurre después de que las ganancias industriales chinas disminuyeron en enero y febrero en comparación con el mismo período del año anterior, lo que representa la mayor caída en más de una década, sin embargo, la producción industrial aumentó un 8.5% en marzo, lo que contribuyó a un repunte significativo del primer trimestre. El PIB de China creció más rápido de lo esperado, con un 6.4% en el primer trimestre después de que el gobierno dio a conocer un importante paquete de recortes fiscales para impulsar el crecimiento económico. Contribuyendo a esta mejora, entró la decisión de EE. UU. de frenar la implementación de tasas arancelarias más altas para las importaciones chinas a partir del 1 de marzo.

“Hemos visto un comienzo lento de las importaciones en 2019, pero un crecimiento muy fuerte de las exportaciones”, dijo Morgan Edwards, Directora Comercial de Maersk para México. “Tradicionalmente, la industria de transporte marítimo vería que los barcos se llenan después del Año Nuevo Chino en febrero, pero los volúmenes solo están empezando a mejorar para la industria en este segundo trimestre”, agregó.

Para 2019, el desempeño comercial de México se verá afectado de manera positiva y negativa por una serie de distintos factores, como las expectativas de un crecimiento modesto para la industria automotriz mexicana, el aumento de las exportaciones de bebidas, los retrasos en la frontera entre México y Estados Unidos, los crecientes volúmenes de capacidad de transporte y los crecientes volúmenes, gracias al acuerdo comercial de las naciones del Pacífico CPTPP.

“Esperamos que los volúmenes sigan creciendo y que alcancen su punto máximo en el tercer trimestre, antes de los pedidos navideños, ya que los minoristas llenan sus estantes para la temporada festiva”, apuntó Jaap de Mots, Director de Gestión de Productos de México de Maersk.

Maersk pronostica que las importaciones comerciales de contenedores de Europa y Asia aumentarán un 4% en 2019. Se vaticina que las exportaciones europeas y asiáticas totales aumentarán un 10% y las importaciones europeas y asiáticas totales aumentarán en más del 5%.

Esto se produce después de que las importaciones y exportaciones totales a Europa y Asia aumentaron un 3% en 2018, en comparación con el 12% en 2017. El desempeño de 2018 fue menor de lo esperado después de que las exportaciones produjeron un resultado sorprendente. Las importaciones asiáticas y europeas aumentaron un 6.5% en 2018 año con año, mientras que las exportaciones asiáticas y europeas disminuyeron un 9% el año pasado.

Autos, bebidas y CPTPP

Mientras tanto, para la industria automotriz mexicana, se espera un año modesto de bajo crecimiento de un dígito.

“Hemos visto un crecimiento realmente fuerte en los últimos dos años, pero ahora vemos que los consumidores, por ejemplo, de Estados Unidos, están mostrando una mayor preferencia por las camionetas pickup más pesadas que se producen en ese país,” subrayó de Mots. Las ventas de vehículos ligeros caerán por debajo de 17 millones de unidades en 2019, lo que genera dudas sobre si el auge de las ventas de automóviles en los Estados Unidos está llegando a su fin.

También se espera para este año la presión a la baja sobre los precios de los automóviles nuevos. “El auge de las ventas de automóviles en Estados Unidos está disminuyendo, todo se reducirá a las tasas de reemplazo en la Unión Americana”, añadió. Maersk pronostica que los volúmenes comerciales de la industria automotriz mexicana crecerán un modesto 2% o más en 2019. Aproximadamente, el 85% de todas las ventas de automóviles mexicanos van a los Estados Unidos, mientras que el 15% restante se envía a Europa, Asia y Sudamérica.

En contraste, se espera que la industria de bebidas experimente un crecimiento de dos dígitos en el comercio en 2019, ya que la demanda de cerveza de México crece en popularidad en el extranjero en Asia y Europa, así como en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. En el cuarto trimestre de 2018, las exportaciones de bebidas a Asia crecieron sólo un 2% interanual y las exportaciones a Europa disminuyeron un 36%.

Por separado, se espera que el acuerdo CPTPP entre las naciones del Pacífico contribuya a los volúmenes de comercio de importación y exportación de México en 2019.

“Deberíamos comenzar a ver un comercio positivo desde Japón y el sudeste asiático, incluyendo Vietnam, Malasia y Singapur”, dice de Mots. “La eliminación de los aranceles y la facilidad de la burocracia facilitarán el crecimiento de una variedad de productos básicos”, agrega.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *