Tendencias

Formación integral para transportistas

Con una inversión inicial de 46 millones de pesos, en octubre de 2013 arrancó actividades el Primer Centro de Entrenamiento de Navistar (CEN) en Cuautitlán, Estado de México, especializado en camiones y autobuses.  Desde su apertura “hemos capacitado a cerca de 7 mil 400 personas, de este total 2 mil 100 son operadores”, comentó el Director de Up Time de Navistar México, Ramón López.

En la actualidad cerca del 70% de la capacitación que brindan es a flotas y un 30% a distribuidores. “Cualquier cliente que tiene una operación de compra de unidades con nosotros tiene el servicio del CEN, no importa el tamaño del cliente. No hay ningún cargo de capacitación, ni de material, ni por la información”, indicó.

Uno de los cursos de mayor demanda es el de operación, pero hay muchos relacionados con diagnóstico y análisis de fallas. “Impartimos cursos básicos, desde conocimiento del producto, de las mejores prácticas de mantenimiento de las unidades, hasta cursos más a detalle como armado y desarmado de motores, además del tema eléctrico, no nada más del arnés, sino el de diagnóstico”.

El Curso básico tradicional dura un día en aula, se proporcionan las características técnicas de la unidad, las revisiones y cuidados antes, durante y después de la operación de la unidad. “Muchos operadores no hacen, por ejemplo, el drenado del aire de los tanques, se les da indicaciones de los paneles y los avisos de alerta, los rangos adecuados de operación, un tema muy importante para optimizar el consumo del combustible y proteger al vehículo”.

El segundo curso es Profesional con simuladores, tiene una duración de dos días. Consiste en instrucción en aula y luego con el sistema de simulación. “La ventaja del simulador es que todo lo que se hace ahí es en un ambiente seguro. Todo el tiempo estamos grabando al operador y llevamos un registro de cuáles son sus parámetros, hacemos uno antes del simulador y después del curso para ver los avances”, explicó Ramón López.

A los conductores se les instruye con el simulador cuáles son los rangos óptimos de operación, cómo es el frenado, cómo es el uso del embrague, temas básicos de operación de la unidad y se complementa en ese mismo módulo con prácticas y diagnóstico de técnicas profesionales de manejo.

“Mucha gente viene aquí con muchos años de experiencia en operación; sin embargo, cuando estamos haciendo la simulación los estamos grabando, y medimos dónde está su vista, cómo están viendo, cómo hacen sus cambios de carril, cómo hacen sus aproximaciones”, precisó.

El tercer curso es para Instructores de operación, con el cual se capacitay certificaa los instructores y después éstos van a sus flotas y hacen lo propio. Dura tres días y es el más completo.Incluye prácticas de mantenimiento, simulación y uso de materiales de capacitación para que tengan antecedentes de cómo transmitir la información a sus flotas.

“Muchos operadores ya cuentan con mucha experiencia, nosotros no estamos aquí para enseñarles a operar, estamos aquí para enseñarles las mejores prácticas. Sin embargo,hay gente con la que tienes que empezar con lo básico; lo primero que hacemos antes decualquier tema de operación, es mostrarles cuáles son las revisiones e inspecciones diarias que se le tienen que hacer antes, durante y después al vehículo”, precisó Ramón López.

Actualmente el CEN no tiene cobertura en toda la República, pero cuenta con dos unidades móviles de capacitaciónen las que se puede impartir casi la misma instrucción en sitio.  En un futuro evaluarán tener alguna expansión, puntos de capacitación en alguna otra entidad móviles o fijos, todo dependiendo de la necesidad del mercado. También disponen de capacitación en línea personalizada para clientes con el sistema Learning Management System.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *