Tendencias

Impulsa el desvío de residuos

Bendix Commercial Vehicle Systems (Sistemas de Vehículos Comerciales) desvió casi 97% (más de 2.5 millones) de material residual en el 2016 en sus instalaciones de Acuña, Coahuila, lo que está ayudando a la compañía a cumplir su objetivo de convertirse en 100% libre de vertederos en el 2020.

La operación de Acuña de Bendix, que consiste en tres plantas de alta calidad, también está ayudando a la compañía en su lucha por reducir el consumo energético y las emisiones de bióxido de carbono en 10% cada una antes del 2019, a partir del 2014.

“Nuestro compromiso con la responsabilidad y sustentabilidad ambiental es un principio fundamental en Bendix”, dijo Jim Batson, gerente de la planta de Acuña. “El trabajo y dedicación que nuestra fuerza laboral y equipos de liderazgo muestran a diario es prueba de ese compromiso. Nuestros esfuerzos de sustentabilidad han ayudado, y continuarán ayudando, a causar un impacto positivo en nuestro negocio, en las comunidades que llamamos nuestro hogar y en el planeta”.

Bendix cuenta con un plan de dos etapas para incrementar anualmente sus esfuerzos de desvío de residuos. La primera etapa se basa en el desvío de sólo residuos industriales. La compañía se encuentra en vías de convertirse en 100% libre de vertederos en el 2020 debido, en parte, a sus innovadoras prácticas de desvío de residuos en el campus de Acuña y en las plantas de Bendix en toda Norteamérica.

Acuña III y Acuña II actualmente encabezan todas las plantas de Bendix en Norteamérica con 99.3% y 97.6% de desvío de residuos. Acuña I es la quinta de ocho, con 93.4%. Todas las operaciones de Acuña cumplirán su objetivo de convertirse en libre de vertederos de residuos industriales durante el 2017.

Los programas clave de desvío de residuos y reciclaje de la empresa incluyen auditorías de basura (llamadas recolección urbana) que identifican las oportunidades restantes en los programas de reciclaje de la compañía, instituyen empaques retornables al proveedor siempre que sea posible, y crean un caso de negocios para convertirse en libre de vertederos al utilizar los residuos en las plantas energéticas.

Para avanzar en su objetivo de eliminar el residuo industrial, Bendix recientemente invirtió $2.8 millones de dólares para implementar una nueva línea de producción más ecológica en el campus de fabricación de Acuña. La línea utiliza exclusivamente cromo trivalente en los componentes donde el cromo se utiliza como revestimiento resistente a la corrosión. Se ha dejado de utilizar el cromo hexavalente, que tiende a enfrentar restricciones más rigurosas en la fabricación y el uso debido a su persistencia en el ambiente y a problemas de salud.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *