Carrusel

Industria automotriz se frena en febrero

AMDA

Guillermo Rosales / Fausto Cuevas

Durante febrero de 2021 se produjeron 238,868 vehículos ligeros, una reducción de 28.8% en comparación con las 335,708 unidades producidas en el mismo mes de 2020, informó Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Añadió que en el acumulado enero a febrero de 2021 se fabricaron 517,579 vehículos ligeros, un 22.0% por debajo de las unidades producidas en el mismo periodo de 2020.

Por su parte, en febrero de 2021 se exportaron 213,987 vehículos ligeros, lo que representa una caída de 21.8% con respecto a los vehículos exportados en febrero de 2020.

Con ello, el primer bimestre del año sumó 437,520 unidades enviadas al extranjero durante el periodo enero-febrero de 2021, un retroceso de 14.6% en comparación con las 512,383 unidades exportadas durante el mismo periodo de 2020.

Los datos de exportación por regiones durante enero-febrero de 2021 muestran que la región de Norteamérica continuó siendo el principal destino de las exportaciones mexicanas de vehículos ligeros con el 87.1% de las mismas.

Ventas también a la baja

Las ventas de vehículos nuevos también presentaron números negativos en febrero, con 82,323 unidades, equivalente a una baja de 21.1% en comparación al mismo febrero de 2020 cuando se comercializaron 104,338, es decir 22,15 menos.

“La comercialización de vehículos ligeros nuevos sigue resintiendo la afectación derivada de la pandemia de Covid-19 a través de las consecuencias económicas reflejadas en desempleo y disminución de ingresos familiares, lo cual ha deteriorado la capacidad de compra y de endeudamiento de una parte sustantiva del segmento objetivo de consumidores potenciales”, explicó Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Aunado a lo anterior, en el segundo mes del año se enfrentó la disminución de suministro de algunos modelos en distintas marcas automotrices como consecuencia de dos factores que influyeron en el resultado: crisis global de semiconductores y desabasto energético durante algunos días en plantas automotrices en México.

“El resultado negativo del primer bimestre indica una tendencia de ralentización de la salida de la crisis, por lo que la previsión de venta de vehículos ligeros para el 2021 se disminuye a un millón 31,250 unidades. Esto representa un incremento de 9% contra 2020, sin embargo, menor al 11% de crecimiento esperado inicialmente para el año”, destacó Rosales Zárate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *