Tendencias

Mezcla entre tecnología y mano de obra

“En la producción de camiones pesados la robótica juega un papel importante en tres áreas principales: Carrocerías, pintura y vestiduras. Esto representa la oportunidad de mantener una mezcla entre tecnología y mano de obra que representa una extraordinaria ventaja competitiva en el desarrollo de nuestros procesos” en la fabricación de vehículos, comentó el director de operaciones de la planta de Daimler en Santiago Tianguistenco, Estado de México, Flavio Rivera.

“Se puede pensar que la integración de tecnología podría desplazar la mano de obra, por el contrario, la integración eleva la capacitación de los trabajadores y su calidad de trabajo en la utilización de robots. La preparación de la gente y experiencia de ésta es lo que tradicionalmente distingue a la marca en el mercado mexicano y el externo”, aseguró.

La planta es la que más variedad de modelos fabrica en el Grupo en Norteamérica, entre ellos el Coronado, Columbia y el Bussines Class M2 que se exportan a Estados Unidos, Canadá, Chile, Colombia y Perú.

En entrevista con Indicador Automotriz, señaló que la factoría cuenta con cinco áreas de ensamble; carrocerías donde los paneles de aluminio se convierten en una cabina de mando. Una vez armada la cabina se traslada al departamento de pintura donde además de aplicar una capa anticorrosiva por electrodepositación, se aplica el color a la unidad.

El tercer proceso es la instalación de componentes y ornamentación de la cabina, la cual, una vez terminada, se ensambla sobre el chasis previamente armado y pintado. El siguiente y último es la fabricación consiste en una serie de pruebas y evaluaciones tanto de apariencia como de funcionalidad, lo que contribuye a reforzar la calidad, asegurada a lo largo de todo el proceso.

Flavio Rivera considera como un hecho que la eficientización de procesos representa una gran oportunidad para satisfacer las necesidades de los transportistas que compran vehículos de la marca, por la calidad y satisfacción. “Los procesos donde consideramos que la tecnologías modernas nos pueden ayudar es donde sin duda alguna se implementarán, ya que en términos de calidad ayudan a robustecer el proceso”.

La planta de Santiago cuenta con un extraordinario nivel de operarios encargados de mantener a los robots operando. La base de técnicos ingenieros mexicanos preparados para manejar estos equipos. La robótica no desplaza sino complementa el nivel de conocimientos de las personas en la planta.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *