Tendencias

Seguro de autotransporte: retos y soluciones

De acuerdo con Lourdes Rascón, Directora de Autos Marsh, Brockman y Schuh, los camiones son un medio de transporte imprescindible para cualquier industria o negocio ya que ofrecen un amplio número de posibilidades de uso debido a su adaptabilidad, sin embargo, considera que este sector se ha visto muy afectado por el robo, el cual mostró un repunte en el último año, según datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El incremento se debió principalmente a la alta inseguridad en las carreteras nacionales, a la escasa recuperación de unidades robadas y al comportamiento del dólar en los últimos 12 meses, “esto si consideramos que la mayoría de las autopartes son importadas”, explicó.

Añadió que dichos factores originaron que en el segundo semestre de 2016 el índice de siniestralidad aumentara  un 77% respecto al mismo periodo en 2015, afectando principalmente a la zona centro del país,  Puebla, Veracruz, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas, Ciudad de México y San Luis Potosí.

“Todo lo anterior ha generado importantes retos para aquellas flotas en las que su parque vehicular está conformado principalmente por equipo pesado. Por ejemplo, algunas compañías aseguradoras se han retirado del sector por catalogarlo como un mercado de alto riesgo y las que si aceptan el riesgo han realizado incrementos importantes en su tarifa en los últimos dos semestres”, considera Rascón.

Precisó que las empresas que cuentan con una importante flota de autotransportes deberán comenzar la mitigación de sus riesgos con la aplicación de medidas de prevención basadas principalmente en:

  • Campañas de comunicación enfocadas a la prevención vial.
  • Comités de seguridad con participación de directivos de la empresa
  • Implementación de procedimientos diseñados para flotas seguras.
  • Capacitación y entrenamiento a operadores.
  • Exámenes de la vista, antidoping, de gabinete, etc. para operadores.
  • Reconocimiento a operadores con “cero siniestralidad”.
  • Dispositivos satelitales.
  • Generación de rutas seguras.

“Realizar estas acciones no sólo impactará en la reducción de la siniestralidad, sino que  también logrará  un efecto favorable en la operación y en el mercado asegurador al considerar a las unidades como parte de una flota segura. Adicionalmente, para colocar este tipo de flotas, es importante identificar qué aseguradora cuenta con la infraestructura y capacidad  para la atención de siniestros, además de analizar la siniestralidad histórica para determinar que las coberturas vayan de acuerdo a las necesidades reales del cliente”.

Mencionó que también es vital dar el salto de un programa de seguros a una Gestión de Riesgos permite analizar acciones como fijar porcentajes de deducible altos para disminuir costos, revisar el tipo de carga que trasladan, si cuentan con adaptaciones especiales, si es necesario la contratación de responsabilidad civil cruzada, extensión de responsabilidad civil o gastos de transporte por pérdida total, etc.

“Generalmente estas coberturas suelen ser costosas y pueden  no ser  necesarias, además es conveniente realizar una depuración de reservas correctamente para  determinar la siniestralidad exacta. Estas medidas son las que un profesional de Gestión de Riesgos debe llevar a cabo para asesorar adecuadamente y realizar una correcta colocación, a fin de evitar costos excesivos y problemas futuros en temas de siniestros”, finalizó.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *