Tendencias

Todos a verificar

Desde el día de ayer 1 de julio, las personas físicas o morales permisionarias de los servicios de autotransporte federal de pasajeros, turismo y carga, y de transporte privado de personas y de carga, arrastre privado, autotransporte internacional de pasajeros, turismo y carga, así como las que prestan los servicios auxiliares de paquetería y mensajería, arrastre, y arrastre y salvamento, deberán someter sus vehículos (propios o arrendados) a la verificación obligatoria de condiciones físico – mecánicas y obtener el dictamen correspondiente en las unidades de verificación aprobadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La SCT señala que existe una capacidad instalada de 6 mil verificaciones diarias, misma que podría ser suficiente para verificar el total de la flota, pero que, el comportamiento típico del permisionario es acudir hacia el final del periodo. Las revisiones se podrán llevar a cabo en los 257 centros de verificación autorizados por la SCT para emitir dicho certificado.

Cabe recordar que el Gobierno Federal a través de la SCT implementó medidas para fortalecer el marco regulatorio vigente y ofrecer mayor seguridad a los usuarios de la red carretera, que incluyen la reducción de 4.5 toneladas de peso en los fulles, pero además que los camiones doblemente articulados se sometieran a la revisión de condiciones físico – mecánicas, periodo que ya concluyó; ahora, a partir del inicio de este mes el resto de los camiones de carga deberán cumplir dicho requisito para poder seguir circulando.

A propósito de esta resolución, la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat), propuso la eliminación del calendario con periodos bimestrales de verificación de acuerdo a la terminación del dígito para quedar abierto a dos periodos semestrales de verificación cada año.

Asimismo, el organismo propuso que “es necesario fomentar la autorregulación en los permisionarios por lo cual es indispensable que este Aviso entre en vigor para pasaje y turismo a partir del 1 de enero de 2013, ya que así se tendría un plazo prudente para que se pueda realizar una planeación para el cumplimiento de esta obligación”.

Por su parte, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), se pronunció a favor de la medida, pero solicitando “una fracción con el siguiente texto: Como muestra de buenas prácticas de mantenimiento, se reconocerán los dictámenes de los vehículos que realicen su verificación con anticipación a los meses que corresponda” y “Considerar en la fracción IX un periodo de tiempo para verificar en México, a los semirremolques que en el momento de su importación no cuenten con su CVSA vigente”.

Categories: Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *